Almadraba Zahara de los atunes

A la luna de mayo

A la luna de mayo la mar se vuelve inquieta.
Ya lo vieron los fenicios, tartesos y romanos.
Las columnas de Hércules vigilan el paso.

Arte, sal, tradición y vientos.
Arría, arría.
A la luna de mayo.

Al amanecer una caracola levanta la llamada.
Dos mares de la mano para ayudar al hombre.
Un laberinto de redes lo abriga entre las olas.

Espuma, sal, voces y aleteos.
Arría, arría.
A la luna de mayo.

De vuelta a casa, sonrisas y abrazos.
Las familias se unen al abrigo del fuego.
Candelas ardientes, rojo en el plato.

Aroma, sal, color y sabor.
Arría, arría.
A la luna de mayo.